¿Qué es para mí un líder coach?

Durante los últimos años, he oído hablar muchas veces del concepto líder coach y también he leído algunos artículos o libros que menciona algunos rasgos de este nuevo líder. Hace dos años, producto que la información que había recogido sobre qué es un líder coach, decidí que a mi juicio era inconcreta y sin más empecé mi propia línea de trabajo; así pues, empecé a construir lo que para mí era y es un líder coach y ahora considero que tiene suficiente base como para compartirlo con vosotros-as.

De entrada y para situaros, decir que para mí un líder coach, es alguien que tiene la responsabilidad de gestionar y desarrollar a un equipo humano y a la vez conseguir determinados objetivos de negocio, pero lo importante, no sólo es el “qué” hace (pues las funciones que he comentado, son propias de cualquier Manager), sino el “cómo” lo hace y el “para qué” lo hace es lo que le hace “diferente”.

A continuación detallaré seis dimensiones, que cada una de ellas encierra una serie de conceptos o habilidades. Algunos de estas habilidades, de forma aislada pueden ser “normales” o “habituales” para un Manager, pero que “unidas” y dotándole de misión y sentido, confieren a este líder coach una alta efectividad, alguien que en una organización, no pasa desapercibido, y que a buen seguro deja “huella” en sus equipos y quizá por qué no, en sus jefes.

 

DIMENSIÓN AUTOCONOCIMIENTO: COSTRUYENDO LA BASE

Un líder coach es alguien que ha realizado una inversión importante de tiempo y de esfuerzo en trabajar su “base”, o sea, su autoconocimiento y la gestión de sus miedos (que le permitirán explotar su creatividad y extraer su mejor versión); este primer trabajo le ha conferido mayor conciencia de quién es (fortalezas y áreas de desarrollo) y necesariamente mayor humildad. Esta humildad, será clave en su trayectoria, y le permitirá tener “autenticidad” para mostrarse, dejando atrás máscaras y poses; también producto de este trabajo primario, facilitará que se vuelva más “apreciativo-a” consigo mismo y esto, sin duda, fortalecerá su autoestima (pues es difícil dar amor a otro, si a nosotros no nos sobra). Esta autoestima, será el paso previo para tener generosidad y sentirse con autoridad para desarrollar a otros, sin lugar a dudas un acto amoroso pues requiere de abnegación y vocación de servicio, sostenidas en el tiempo.

lider-coach-base

DIMENSIÓN RESPONSABILIDAD PERSONAL: CUANDO EL PEDIR RESPONSABILIDADES EMPIEZA POR UNO MISMO.

En la construcción de este líder coach, otro aspecto clave tiene que ver con asumir su “responsabilidad personal”, o sea, sentirse “factor causal” para modificar el estado de las cosas, que tiene que ver con identificar su grado de responsabilidad en las situaciones que se producen y tener el coraje, para hacerse cargo de ellas (responsabilizarse), generando acciones que consigan soluciones.
Conocer bien la distinción “responsabilidad” y todo lo que implica (círculo ocupación vs. círculo de preocupación, explicaciones generativas vs. adormecedoras, etc…) es de suma importancia pues el coaching, no deja de ser, una invitación a tomar mayor responsabilidad en nuestras vidas. Es difícil, invitar a que nuestros colaboradores a que asuman mayor responsabilidad en su vida si nosotros no predicamos con el ejemplo.

DIMENSIÓN RELACIONAL: POR SUS ACTOS LO CONOCERÁS…

Este ámbito tiene un peso de especial importancia pues implica establecer relaciones de confianza (sin ella, no podrá desarrollar o “coachear” a sus colaboradores). Este ámbito implica un determinado “estilo relacional” del líder coach, y conlleva el dominio de la escucha y del arte de preguntar (consiguiendo hacer esas preguntas que activen en el otro, primero sorpresa, después reflexión y finalmente acciones de cambio); otras habilidades de este líder coach serían la asertividad en su forma de opinar, (para no ser ni pasivo ni agresivo en su comunicación), siendo un francotirador lingüístico, o sea, decir lo adecuado en el momento oportuno. Por otro lado, también estará su capacidad para hacer peticiones concretas u ofertas de valor, la calidad de los acuerdos que consigue, o la calidad y cantidad de reconocimiento que aporta. El dominio de todas estas habilidades, le conferirá gran maestría en las conversaciones, el “hábitat” por excelencia del líder coach, donde conseguirá “marcar diferencias” frente a otros líderes.

DIMENSIÓN EMOCIONAL: TODO ESTÁ EN LA EMOCIÓN.

Las emociones, y en concreto la auto-gestión de este líder coach, también tendrán un protagonismo relevante pues las emociones nos predisponen a la acción y debemos “trabajarnos” mucho para saber gestionarlas a nuestro favor y no en nuestra contra. De hecho, para mí, los seres humanos somos “emociones en movimiento”, las conversaciones son “bailes de emociones” y sin ellas, que son nuestra brújula, estamos perdidos.

En este ámbito estará la empatía (indispensable en el coaching y en la vida) evitando juzgar al otro/a y siendo capaz de “sentir el sentir ajeno”. También la capacidad para alinear nuestra emoción a determinada tarea a realizar (el centrado), el comprender profundamente los estados de ánimo y como activar los positivos (ambición, aceptación, curiosidad) o desactivar los negativos (resentimiento, resignación y ansiedad). Por último, una buena base de cómo opera nuestro cerebro plástico (nuestro centro emocional por excelencia), que le será de gran ayuda para gobernarse mejor, para entenderse mejor, para ser más efectivo y también por supuesto para desarrollar a otro-as.

DIMENSIÓN DESARROLLO: SU MISIÓN

Este ámbito, es el que marca mayores diferencias entre el líder coach y un Manager convencional. Es aquí donde todas sus habilidades convergen en una misión: desarrollar el talento de sus colaboradores a través de un feedback regular, muchas conversaciones y muchos planes de acción.

Todo el bagaje anterior en los diferentes ámbitos explicados confieren a este líder coach, la autoconfianza, el compromiso y la generosidad para crear una “cantera” de talento y para asumir que algunos de estos talentos, cuando estén en su mayor apogeo, la organización los ubicará en otros sitios e incluso alguno de estos podrá ser el propio back-up o sucesor de ese líder coach.

Pienso que si queremos averiguar cómo identificar a un auténtico líder coach, un indicador clave será, al margen que consiga sus resultados de negocio, será a cuántos colaboradores y de qué forma ha desarrollado durante su trayectoria profesional. Esa es su huella. Otra forma de medir su contribución e impacto de este líder coach, tiene que ver con el día que abandona su puesto; el indicador es, cuánto tiempo y de qué forma se estará hablando de él-ella, pues su “huella emocional”, queda marcada como un tatuaje en cada uno de sus antiguos colaboradores.

lider-coach-mision

DIMENSIÓN ESPIRITUAL: SU SENTIDO

Este último ámbito, es la culminación de un proceso de transformación personal en el que el líder coach, es consciente de vivir con “plenitud” estando “presente” y es poseedor-a de una vida con “sentido”. Este ámbito es consecuencia de “haber hecho los deberes”, de haberse perdonado, de haberse aceptado y de ser congruente con los valores con los que ha decidido vivir y convivir. También le permitirá “tomar distancia de sí mismo para analizarse con mayor objetividad” y hacerse a si mismo-a esas preguntas tan necesarias y estratégicas (autocoaching) que le ayuden a gobernar su vida escribiendo su propio guión y obteniendo claridad acerca de su visión y del tipo de legado que dejará, producto de su “paso por la vida”.

TRAS LAS HUELLAS DEL LÍDER COACH

Pienso que toparse con un auténtico líder coach, es una oportunidad, una bendición y un punto de inflexión para todo colaborador que aspire a desarrollarse de forma integral, pues este tipo de líder, nos inspirará, y desearemos de una u otra forma “modelarle” porque sencillamente les admiramos y nos “marcan a fuego”.

Para terminar, yo doy fe, que estos líderes, existen, no os estoy hablando de un “ideal” ni de un “sueño”. Yo los he visto, son de carne y hueso y están ahí fuera; es más, estoy convencido, que yo mismo, de una forma u otra, he contribuido a la construcción de alguno-a de ello-as.

3 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.