Nativos digitales: La emergencia de un nuevo líder

La emergencia de un nuevo líder, de una nueva organización y de un nuevo profesional

Este artículo tiene la pretensión de mostrar algunos cambios que se están produciendo en diferentes ámbitos:

Entorno

Cada vez van apareciendo más hechos, acontecimientos, descubrimientos y diversos escenarios que dibujan con más precisión el nuevo entorno que nos rodea en este 2015.

Ya sea a nivel global y por supuesto también a nivel empresarial, somos esos homo sapiens sapiens que tanto en el plano político, social, económico, tecnológico, científico o en cualquier otro nivel, tenemos la oportunidad de presenciar el momento de cambio más acelerado de toda la historia de la humanidad; esta situación comporta la aparición de un nuevo “hábitat” diferente, desconocido, imprevisible y desconcertante, sobre todo para nuestro cerebro que si disfruta de algo es de “tener el control”. Algo mucho más complejo en el nuevo entorno.

Ninguna civilización anterior convivió en un entorno tan cambiante, complejo, adverso, competitivo y globalizado, por tanto, saber cómo moverse en este nuevo escenario con un cerebro que “sin control” se pone ansioso, es un enigma a descifrar que puede amenazar el presente y el futuro de muchas empresas y, por extensión, el de sus profesionales.

nativos-digitales-2

Empresa

La percepción que yo tengo es que las empresas guiadas por profesionales muy ancladas en las formas de hacer del siglo XX (jerárquicas, conservadoras, rígidas, etc… o sea, más bien “controladoras”), están teniendo muchas dificultades para adaptarse al nuevo “hábitat”. La explicación para mí es obvia: no puedes resolver problemas en el siglo XXI con los viejos paradigmas, herramientas o prácticas del siglo XX. El entorno ha cambiado y con ello debería cambiar nuestro “modelo mental” (me refiero a nuestro sistema de creencias y a los paradigmas que poseemos) pues sino… ya sabes lo que decía Darwin en su tratado acerca de la evolución de las especies…

El siglo XXI requiere empresas más horizontales, rápidas, arriesgadas, innovadoras, y varios adjetivos más que tú mismo/a puedes completar observando cómo se comportan Google, Apple, Amazon, Facebook, Samsung, etc…y ello comporta unos líderes altamente camaleónicos que no solo se adapten y promuevan el cambio sino que “vivan” en el cambio.

Liderazgo

Este nuevo entorno y muchos profesionales que lo viven (o quizás lo sufren, depende) piden a gritos un nuevo liderazgo. Este nuevo liderazgo “choca” frontalmente con el estilo de líder autocrático, jerárquico y clásico que se ha llevado en algunas empresas durante muchas décadas y de hecho aún vigente hoy en día; por tanto ya no es cambiar “solo” el estilo de liderazgo (que ya de por sí es complejo) sino que inevitablemente tendremos que “tocar” o adaptar “la cultura” de algunas empresas a la nueva realidad. O sea, que sería bueno que estas empresas “atrapadas en el anterior milenio”, se “pusieran sexis” (encontrar valores adecuados al momento y practicarlos para no quedar como unos incongruentes) cara a “retener su talento” y ser capaces de reclutar a los nuevos nativos digitales que están haciendo sus masters y esperan su oportunidad. Por lo tanto en poco tiempo, estarán disponibles para poner sus ideas al servicio de las empresas que sean capaces de entenderles para poder albergarles. Estos “nativos” a los que me refiero, son personas nacidas del 1.990 en adelante (técnicamente y siendo rigurosos un “nativo digital” es alguien nacido entre 1.980 y 1.990); una de las ventajas que poseen respecto a sus padres, es que tienen el privilegio de no haber conocido ese “mundo de certezas” y abundancia y por tanto tienen mucho menos a “desaprender” que sus potenciales jefes más bien “inmigrantes digitales” (nacidos entre 1.940 y 1.980) con pesadas “mochilas” de conocimientos a veces inútiles o poco efectivos a día de hoy, y generalmente con poca humildad para declararse “aprendices” ante retos que no saben cómo afrontar o colaboradores más capacitados que ellos que no saben cómo gestionar. Por tanto para optimizar a estos “nativos” atrevidos, frescos y a veces disruptivos habrá que inventar otra forma de liderar, pues los estilos clásicos del siglo XX no facilitarán que consigamos extraer de ellos su mejor versión.

nativos-digitales-3

Comportamientos de algunos nativos digitales

Producto de mi labor como formador he tenido la suerte de coincidir con un grupo de “nativos” y emprendedores que me han sorprendido gratamente y de los cuales he aprendido muchas cosas. Comportamientos que me han llamado la atención de ellos han sido:

  • Buena tolerancia a vivir con cierto grado de incertidumbre pues no han conocido como adultos ningún entorno predecible y controlable como el que vivieron sus padres y sus abuelos.
  • Buenos conocedores del entorno en el que viven y por tanto con mayor facilidad para identificar nuevas tendencias, descubrir oportunidades o rastrear nuevos paradigmas.
  • Facilidad innata para moverse en entornos digitales tecnológicos y para estar permanentemente conectados sin que ello suponga un “esfuerzo”.
  • Mayor tolerancia al error y al fracaso (se han equivocado miles y miles de veces con la Play Station). Han aprendido equivocándose…
  • Hemisferio cerebral derecho más optimizado permitiéndole innovar y crear con mayor facilidad.
  • Más atrevidos y rupturistas en sus planteamientos sin auto-censuras al “que dirán”.
  • Capaces de realizar varias tareas casi en simultáneo sin perder fiabilidad.
  • Habituados a compartir el conocimiento y a trabajar “en red” y con mentalidad “colectiva” y “global” en vez de “individualista” y “local”.
  • Alta efectividad para encontrar información en la red de forma rápida o contactos (mediante foros) en cualquier parte del planeta.
  • Habilidad para formarse a sí mismos de cara a conseguir sus objetivos (auto-aprendizaje).

Obviamente hay muchas más cualidades que puedan atesorar estos “nativos” y me encantaría que si tú puedes aportar alguna más, lo hagas mediante un “comentario”, así tendré alguna certeza que alguien se lee lo que escribo.

Yo por el momento, ya me ha dado cuenta que a nivel profesional para seguir siendo competitivo necesito tener a un “nativo digital” a mi lado para que me acompañe en este nuevo entorno y que me facilite diferentes herramientas que yo no puedo pedirle pues no se de su existencia.

Sólo un comentario más… pues no quiero herir susceptibilidades: ni todos los nativos digitales tienen estos atributos (he hablado de un colectivo de emprendedores que no saben ni lo que es un “nini”, o mejor dicho, sí que lo saben pero no tienen nada que ver con este colectivo), ni son estas características únicas de este colectivo. Por suerte para la “especie humana”, hay “inmigrantes digitales” (que han hecho los deberes) con prestaciones muy similares y que donde a veces “no llegan” a la competencia de un “nativo” para determinada tarea, lo compensan con otras habilidades que les permiten enriquecer la fresca mirada del “nativo”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.