¿Cómo rentabilizar tu networking en LinkedIn?

En este post quiero compartir un método de 6 pasos que me ha servido a mí para obtener un “retorno” interesante en el ámbito del networking. Las habilidades clave para haberlo conseguido han sido la “constancia” para sembrar, la “generosidad” para compartir y el “coraje” para pedir.

Antes de todo, comentar que no soy un experto en networking ni tampoco en Linkedin, sólo un profesional que comparte su experiencia por si a alguien puede servirle.

Una definición de networking para mí sería: “acciones que se desarrollan dentro de una determinada estrategia, que nos permite generar una red de contactos profesionales con los que colaborar o establecer sinergias, para conseguir un retorno que facilite la consecución de nuestros objetivos”.

Hace unos años comprendí que el networking sería necesario para estar en donde ahora estoy a nivel profesional. En ese momento, ni tenía un perfil “trabajado” en Linkedin, ni disponía de una nutrida red de contactos que me aportaran “retorno” alguno (entiendo “retorno” por beneficio tangible aportado por ese contacto). Tampoco sabía que por medio de Linkedin contactaría con profesionales “que entonces no conocía” y que me proporcionarían nuevos contactos, diversos conocimientos, ideas “frescas” o feedbacks que me facilitarían evolucionar profesionalmente y mejorar mis resultados.
El método que he usado y sigo usando es el siguiente:

  1. POTENCIAR EL PERFIL DE LINKEDIN: el primer punto fue construir un perfil de Linkedin que fuera lo más atractivo posible. Poco a poco conseguí el nivel “estelar” y un número de contactos básico (+ de 500). Mi apuesta con los contactos fué priorizar la “calidad a la cantidad”. Me he dado cuenta que gestionar más de 50 contactos para mí ya es complejo.
  2. OFRECER: leí y comprendí que la base del networking está en la “generosidad”, por tanto analicé cuál era “mi valor añadido” en esta red y empecé a mirar cómo podía yo “ayudar” a mis contactos a conseguir sus objetivos, por ejemplo, creando contenidos, dando algún feedback o consejo que me pedían, recomendando artículos o libros, poniendo en contacto a dos personas que se necesitaban, etc… Esto generó un “impacto y un depósito emocional” (la persona queda agradecida y con predisposición futura para ayudarte a ti cuando sea necesario). También conseguí posicionarme como un “experto” en mi campo, equilibrando mi presencia “on line” con la “off line” (en el que sí que estaba bien posicionado).
  3. RECONOCER: validé proactivamente las “Aptitudes” de algunos de los contactos que conocía y que habíamos trabajado juntos (o que estábamos trabajando) y realicé diversas “recomendaciones” que me fueron solicitadas. Ambas acciones, fueron de ayuda para seguir generando “impactos emocionales”.
  4. AGRADECER: tomé conciencia que si navegaba en un blog, o leía cualquier “post”, era importante dejar constancia y “agradecer” a ese profesional su “esfuerzo” y “generosidad” por tanto, si lo que leía me aportaba, que menos que hacer una breve reseña (otro impacto emocional).
  5. DIVERSIFICAR: en mi caso, el “retorno” más grande que he tenido en mi networking ha sido de profesionales que viven en “mundos diferentes al mío” por ejemplo gente de Marketing, Creatividad, Networking, Redes sociales o Publicidad. Es para mí obvio, que necesitamos relacionarnos con personas que “lleven gafas diferentes a las nuestras” para que nos aporten esas cosas que no sabemos que nos hacen falta o que no sabemos cómo hacerlas. Para mí, la “diversificación” ha sido lo mejor que he podido hacer en mi estrategia de networking.
  6. PEDIR SELECTIVO: es evidente, que aunque el buen networker sea “generoso”, también necesita “pedir” cosas para conseguir sus objetivos y equilibrar su capacidad de “dar o hacer ofertas” con “recibir”. Mi estilo a la hora de “pedir” en Linkedin es más bien “prudente” y siempre que “pido” miro de hacerlo a personas con las que tengo afinidad y a las que he “alimentado” previamente con mis ofertas o depósitos emocionales.

Este es mi “método” que me ha permitido un networking con “retorno” y conseguir los objetivos que me he ido marcando y con ello un mayor desarrollo profesional.

Si consideras que tu networking es una competencia clave en tu desarrollo y necesitas incrementarlo, ¿a qué estás esperando?

4 comentarios
    • Joan Carles Vila
      Joan Carles Vila Dice:

      Hola Mireia! Qué alegría volver a saber de ti!
      A mí me costó mucho entender la necesidad de poseer un networking potente. Ahora cuando tomé conciencia y pude ver los beneficios me lo tomé muy en serio.
      Espero que en este 2018, uno de tus objetivos sea potenciar tu networking y lo más importante, que obtengas retorno.
      Megaabrazo!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *